El ladrón tranquilo de Sevilla: "Esto es lo que hay"

  • El ladrón logró llevarse el botín con una naturalidad y tranquilidad poco común para estos casos.
El atracador disfrazado con una barba postiza, irrumpió la noche del sábado en el hotel Patio de la Alameda de Hércules, situado en el Casco Antiguo de Sevilla, a escasos metros de una comisaría de la Policía Nacional.

Las imágenes recogidas por la cámara de seguridad del lugar de los hechos presentan a un hombre parcialmente disfrazado que se comporta con una normalidad inusitada ante la situación de robo. El ladrón, armado con un cuchillo de grandes dimensiones, intimidó sin llegar a agredir y casi sin inmutarse, al responsable del turno de noche, del que obtuvo un botín de 200 euros.

La cercanía de la comisaría del lugar del delito apunta a un extranjero o no residente en Sevilla, según la policía, que ahora está investigando los hechos en el lugar del delito.

Fuente: LibertadDigital

2 comentarios:

  1. Eso es lo que tenemos en Andalucia con los gobernantes que hay, casi UN MILLON de parados, pa que los voten, te quie iiii pa yáááá.

    ResponderEliminar
  2. Pues en parados le sigue muy de cerca a Andalucía, Valencia y Murcia que están gobernadas desde hace bastantes años por el PP. Recordemos que las políticas de empleo están transferidas a las comunidades autónomas. Digo yo que las comunidades tendrán alguna responsabilidad en esto del paro, ¿o sólo tienen esa responsabilidad las comunidades donde gobierna el PSOE?. Vamos, digo yo.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.

"La libertad de prensa, lo mismo que todas las libertades, tendrá sus inconvenientes, tendrá sus peligros; pero con todos ellos es preferible a la tranquila placidez del despotismo, como decía tácito."  
José María Vigil