Policía, Guardia Civil y CNI, en el punto de mira de Rajoy

El PSOE ha "copado" las jefaturas de la Guardia Civil y la Policía Nacional. El ex ministro cuadruplicó el número de generales. El líder del PP volverá a la estructura tradicional y dividirá a los dos cuerpos.

Mariano Rajoy no utilizará paños calientes ni, pese a lo reiterado, buscará consenso en lo que se refiere a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En este capítulo, el tijeretazo (y no sólo económico) va a ser mayúsculo, sin consideraciones ajenas a lo que le dicte la eficacia y el sentido común. El líder del PP lo tiene muy claro. No cometerá el mismo error que se atribuye a Aznar.

La llegada de Rajoy a la Presidencia del Gobierno conllevará cambios sustanciales en las estructuras del Estado, inevitables tras siete años de Gobierno socialista, y entre ellos la Guardia Civil, la Policía Nacional y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ocuparán un lugar preferente. Tanto fuentes populares como policiales, han coincidido en asegurar a LA GACETA que habrá una “profunda limpieza” en las áreas de Seguridad y Defensa, de especial sensibilidad para la puesta en marcha de las políticas de Estado. Precisamente por ello, la mano del PSOE, de los sucesivos ministros de Defensa y de los titulares de Interior ha sido demasiado alargada y profundamente interesada. Con Alfredo Pérez Rubalcaba a la cabeza.

“Rajoy no quiere saber nada de toda la etapa anterior y, mucho menos, en lo que afecta a aspectos policiales y militares, en los que han dejado copadas todas las jefaturas”. La sombra y los tentáculos del ex ministro de Interior, y víctima electoral, han llegado a casi todos los recovecos de los llamados ministerios de Estado, aquellos en los que se maneja información privilegiada y de suma importancia para asegurar la estabilidad del país. “Lo tenemos asumido. Se va a pegar un vistazo en profundidad”.

No es ni será la primera vez, pero el paso de Rubalcaba por Interior y su proyección en la Dirección de la Polícia y de la Guardia Civil ha sido todo menos controlada. Él fue el que cuadruplicó el número de generales en la Guardia Civil: de 9 a 37. Demasiados para no pocas cuentas pendientes e imposibles de controlar cuando la mayor parte aún sobrevive en el puesto con favores que hay que solventar. Y en el caso de la Policía ocurrió lo mismo: manejo de los mandos y de las élites policiales. No en vano, el Tribunal Supremo ya condenó al Cuerpo por la premeditada subida de vacantes de libre designación: aquellas asignados por criterio político.

“Separar y limpiar. Han sido ocho años de absoluto control”. De ahí que Rajoy tenga muy claro que la Policía y la Guardia Civil no deben permanecer en la misma dirección general, como decidió Rubalcaba, recién aterrizado en Interior en 2006.
  • “El Gobierno está reubicando a ‘topos’ en el CNI”
No sólo la Guardia Civil y la Policía Nacional se someterán al programa de limpieza de Rajoy. En el punto de mira también se encuentra el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), vital para los intereses del país. Agentes del propio organismo y fuentes del PP cercanas al Ministerio de Defensa aseguran que desde hace algunos meses el Gobierno está “introduciendo” en puestos medios y medios-bajos a, en su momento, altos responsables con el objetivo de “dejarlos como infiltrados”. “La estrategia es situar en esos niveles a hombres de confianza para, llegado el caso, manejar y transmitir información relevante”.

El CNI es otro de los focos de máxima preocupación, dada la utilización “interesada” que de él se ha hecho. Lo que no puede ser, afirman las mismas fuentes, es que con el Gobierno socialista “la información llegaba antes al partido que al propio ministro, eso es algo que no podemos permitir”.

Con esa filosofía, el PP ha empezado a manejar posibles nombres para estar al frente del centro de los espías. Será un militar de máxima confianza y, con toda seguridad, alto mando de la Armada.

Fuente: Intereconomía

5 comentarios:

  1. Me parecería genial que las fuerzas de orden público no rindieran pleitesía al partido de turno, por el contrario que los dejaran hacer su trabajo y pudieran desprenderse de los mandos trepas que buscan únicamente su propio enriquecimiento.

    ResponderEliminar
  2. E felipon todos los dias sale el sol felipon todos los dias sale el sol felipon... todos los dias sale el sol...

    Que para mariconas!!! VIVA ESPAÑA!!! VIVA FRANCO Y PRIMO DE RIVERA!!! SIPOTE!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buene idea la del Sr. Rajoy.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, es que Rajoy lo que quiere es evitar, que pase de nuevo, lo que ha pasado con la investigación del 11-M. Él que calla otorga...

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.

"La libertad de prensa, lo mismo que todas las libertades, tendrá sus inconvenientes, tendrá sus peligros; pero con todos ellos es preferible a la tranquila placidez del despotismo, como decía tácito."  
José María Vigil