miércoles, 15 de febrero de 2012

El inventor de BitTorrent quiere acabar con la televisión

No es para alarmarse, no planea un atentado ni nada por el estilo. Bram Cohen dijo el lunes en una distendida conferencia que tranquilamente podría usarse el protocolo P2P para hacer streaming de contenido hacia millones de usuarios sin requerir infraestructura centralizada. Por lo que declaró están trabajando en adaptar el protocolo para que soporte esta opción cambiando el paradigma en el que se basa el consumo de información. Declaró entre risas:

  • Mi objetivo en esto es acabar con la televisión.
Cohen es el inventor del protocolo BitTorrent y del programa con el mismo nombre, por lo que vemos está lejos de deprimirse por el difícil momento que enfrentan los sistemas para compartir archivos, de hecho sube la apuesta con sus declaraciones. Parece no preocuparse demasiado por el reciente cierre de Megaupload o la desaparición de otras empresas que ofrecían similar servicio. Tampoco parece preocuparse demasiado por el caso más relacionado con su plataforma, el cierre de la famosa página para encontrar archivos torrent BTJunkie y la clausura con el agravante de la condena penal de The Pirate Bay.

El nuevo protocolo P2P desarrollado por el programador y su equipo busca justamente eliminar la necesidad de arquitectura para abastecer el fuerte consumo que genera el streaming de contenido audiovisual para gran volumen de usuarios.

La esquema detrás de su propuesta sigue la misma lógica que se utiliza para los archivos. En lugar de consumidores que descargan el contenido de un mismo sitio pasamos a usuarios que participando de un stream observan y comparten al mismo tiempo minimizando los recursos necesarios. De forma opuesta a los streamings tradicionales, cuanta más gente esté viendo el contenido mejor será la conexión y la calidad de reproducción.

Posteriormente en la conferencia se explayó aclarando que este sistema beneficiará principalmente a los consumidores multiplicando las opciones disponibles gracias al bajo costo de publicación que representará para los generadores del material. El disertante dijo que la mayor cantidad de contenido que se consume en televisión es en vivo y no está en internet en ese momento, aclaró que los protocolos actuales son malos para alcanzar la transferencia necesaria.

Si nos guiamos por su entusiasmo y su discurso, el cambio en el código representaría un cambio radical en la forma en que se consumen los medios y seguramente será el objeto de nuevas persecusiones. Mañana podremos probar en vivo si es cierto con su entrevista, las invitaciones salen de la web de BitTorrent.

Fuente: Alt1040

5 comentarios:

  1. No acabará con la televisión, por lo menos, con la tv en abierto. Pero supondrá un grandísimo avance en la emisión streaming.

    ResponderEliminar
  2. El primer gran milagro de la era Rajoy: el presidente ha logrado que la patronal elogie una reforma laboral por primera vez en la historia democrática. Hasta ahora, todos los cambios en el Estatuto de los Trabajadores –y llevábamos 35 antes de éste– habían sido “insuficientes” para los empresarios. Esta vez no: a la 36 va la vencida. “El Gobierno ha cogido el toro por los cuernos” con una reforma que “servirá para crear empleo a medio plazo”, aplaude el presidente de la CEOE, Juan Rosell. A la patronal no se la puede ver más contenta, a pesar de que, según Rajoy, ha sido una reforma “equilibrada”. “Aquí van a perder mucho poder tanto organizaciones empresariales como sindicales”, dijo ayer el presidente del Gobierno, que sólo parece ver un empate en la goleada que ha metido la patronal a los trabajadores.

    ¿Significa esto que la CEOE se da al fin por satisfecha? No tan deprisa. Rosell ya avisa de que “habrá que volver a hacer cambios en el futuro” y añade otro deseo a la lista: revisar el derecho de huelga para evitar que “por defender los derechos de algunos, se estropeen y machaquen los derechos de otros”. Rosell se refiere a los servicios mínimos, la trampa que siempre usa la patronal para descafeinar cualquier huelga, aunque la cita más bien parece autoparódica: ¡ya está bien de que los huelguistas machaquen los derechos del pobre empresario!

    Rosell deja su guinda en el uso perverso de las palabras. Para el líder de la CEOE, recortar los derechos laborales es “modernizar” el país. Tiene su lógica semántica: las reformas que plantea la patronal son más propias de la Edad Moderna (siglos XV al XVIII) que de la Contemporánea.

    AHORA TOCA DISFRUTAR DE LO VOTADO. Y pensar que voté a Rajoy porque creía que esto sería bueno para mi. Fuí un tonto, lo reconozco.

    ResponderEliminar
  3. Lo repito,los constructores de marmolejo afines al soe ,no pagan vacaciones,no pagan las dobles,te echan y no te dan finiquito,esto lo hacen en marmolejo,la mitad de los días trabajan sin da de alta
    VIVA EL PSOE
    Y YO ME HAGO RICO
    Y ESTAFO ALA SEGURIDAD SOCIAL

    ResponderEliminar
  4. Que verdad,y algunos carpinteros antiguos concejales del PSOE,te tenían trabajando 10horas y sin contrato

    ResponderEliminar
  5. Y porque no lo habeis dicho antes?, no se puede tener tanto miedo.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.