martes, 13 de marzo de 2012

La Real Alcala, fortín de Serpiente. Por Felipe Romero

Dice un refrán, que a todo cerdo le llega su San Martín. Voy a contarles una fábula (según RAE, fábula: Breve relato ficticio...).

A estas alturas, con lo joven que soy, puedo decir que he visto casi de todo en política, pero no, me sigo sorprendiendo. Y es que el poder es muy malo, pero malo, malo.

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana... Había una pequeña polis llamada La Real Alcalá (sí, La Real Alcalá, que nadie se confunda con Alcalá la Real). Dicha polis estaba gobernada por la señora Serpiente.

Serpiente y su chupa-culos oficial en el Ayuntamiento.

Pues bien, esta meretriz una vez instalada en el poder, desde su sillón de la Casa Consistorial, se dedica a amenazar (personalmente) a los adversarios con dejarles sin trabajo a ellos mismos y a sus familiares, y con juicios absurdos ¿y para qué? Pues para meterles miedo. Y es que a este travelo (a la señorita Serpiente) no le basta con gobernar, sino que además, quiere exterminar a la oposición ayudándose de amenazas, de la lacra del paro, de líos judiciales, vamos, lo que él, como travelo ladrón, sabe.

Pues lo consigue, la jugada le sale bien. Hace un rato hablé con un afectado (de los varios que hay) y ha cedido a sus exigencias, una lástima. - Antes de que comenten, piensen que no todos estamos en la misma situación.-

Desde aquí poco se puede hacer, y menos con los tiempos que corren (y sin una nave espacial)... Pero bueno, esperemos que un día de estos, más tarde o más temprano, la señorita Serpiente se caiga por un barranco y nunca más sepamos de ella. Sería una buena noticia para la polis ya que a día de hoy, no conoce la democracia.

De todos modos, ¡podemos dormir tranquilos! gracias a Dios, eso no pasa en la Tierra, y menos en Andalucía. ¿Se imaginan ustedes qué eso pasase en nuestra tierra? ¡Buag! ¡Sería una insensatez el simple hecho de pensarlo!

Lo dicho, esperemos que dure poco su mandato, que suficiente largo ya ha sido (frase de Joda).

Un saludo y mucha fuerza a todos los afectados. Y recordad, a todo cerdo le llega su San Martín.

NOTA: Cualquier parecido con la realidad es simple coincidencia. La historieta ha sido inventada mientras cagaba.

4 comentarios:

  1. Yo votaria a cantinflas , el que lleva el blog de atando
    c-betes , seria un buen alcalde , almenos pa seguir chup-ndosel- a los mismos de siempre , viva marmolejo , viva cristobal , viva At-ndo cab-tes ,UN ORGULLO PARA NUESTRO PUEBLO , SIEMPRE CON HUMILDAD Y HONRADES , SIN ENGAÑOS NI MENTIRAS , CON PAPELES EN LAS MANOS , BUENA GENTE , SIN ENVIDIA , SIN MALOS ROLLOS , SIN TIRAR PAPELES POR LAS CALLES DE MARMOLEJO CON NOMBRES DE UNOS Y DE OTROS Y SIN REUNIONES PA JODER AL QUE NO SEA DEL PSOE - VIVA MARMOLEJO VIVA

    ResponderEliminar
  2. Que vergüenza que pase esto todavía en Andalucía.

    ResponderEliminar
  3. Será de galaxias lejanas, pero a mi eso me suena parecido de lo que hacía uno de Marmolejo.

    ResponderEliminar
  4. Señores del Partido Podrido, aprended a conjugar los verbos. Se dice eso me suena a lo que HACEN unos de Marmolejo. La serpiente es la SECRE de los 3.000 y pico.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.