martes, 27 de noviembre de 2012

Hoy ha fallecido D. Agustín Soriano Pedrajas, padre de D. Bartolomé Soriano Gonzalez, actual Alcalde de Marmolejo | Hoy ha fallecido D. Agustín Soriano Pedrajas, padre de D. Bartolomé Soriano Gonzalez, actual Alcalde de Marmolejo | Viene de El Pregonao

Esta mañana a las 9:30 h. ha fallecido en su domicilio de la calle Zaparteros de Marmolejo  D. Agustín Soriano Pedrajas, padre del actual Alcalde Presidente de la Corporación Municipal de Marmolejo, D. Bartolomé Soriano González.

Los administradores de este blog nos sumamos al dolor de la familia, en esta circunstancia triste y lamentable, les ofrecemos nuestras más profundas condolencias y les damos todo nuestro apoyo. Descanse en Paz.

Los restos serán velados en el Tanatorio Municipal donde ha quedado instalada la capilla ardiente a fin de que  familiares y amigos  le puedan rendir un último homenaje.

La misa funeral y el entierro serán  oficiados mañana, día 28 de Noviembre a las 11:00 h. en la Parroquia Nuestra Señora de la Paz de Marmolejo.

Fuente: ElPregonao

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.