6 comentarios:

  1. Rajoy y su gobierno siguen batiendo récords:
    Nuevo récord del paro: 4.833.521 personas

    ResponderEliminar
  2. ablanda corazoneslunes, noviembre 05, 2012

    COMO SIGA EL TIEMPO ASI ME COMPRO UNA BOMBA DE SACAR AGUA Y LA ALQUILO Y ME FORRO CON REGIONES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bartolo comprate la casa en la calle san cristobal veras que risa cuando no puedas dormir al oir la lluvia i tengas que ponerte con tu mujer a sacar agua sucia

      Eliminar
    2. No te preocupes este inútil llamaría a los tres o cuatro voluntarios de camiseta naranja.

      Eliminar
  3. cristobistas a lataqeeeer

    ResponderEliminar
  4. la calle san cristobal lleva un monton de años con un alcantarillado qe deja mucho qe desear. No culpemos ahora a bartolo hagan ustedes el favor.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.

"La libertad de prensa, lo mismo que todas las libertades, tendrá sus inconvenientes, tendrá sus peligros; pero con todos ellos es preferible a la tranquila placidez del despotismo, como decía tácito."  
José María Vigil