lunes, 7 de enero de 2013

Pocos caramelos en la cabalgata de este año en Marmolejo

Lo que no se vio.
En estos tiempos que corren, es ilógico disponer de treinta carrozas pero peor es no tener caramelos. En la cabalgada del pasado día 5, aparte de reducir el número de carrozas y su abaratamiento de diseño, lo que es totalmente comprensible, también sufrimos una fuerte sequía de caramelos. Posiblemente haya causas más importantes, pero no creo que por gastar un poquito más en esta razón nos vayamos a venir a arruinar. Al igual que no nos hemos venido a pique por la felicitación de “nuestro alcalde-presidente”.

Si el año que viene se enfoca de la misma manera, es mejor que salgan tres carrozas cargadas hasta arriba de caramelos, que diez con cuatro bolsas cada una. No es lo mismo comer un plato de arroz con bogavante que meterse cuatro kilos de pan duro. Recuerden: LO MÁS IMPORTANTE SON LOS CARAMELOS. 

Felices Pascuas.

11 comentarios:

  1. Y además los caramelos eran de apertura automática, golpeaban el suelo y se abrían automáticamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PRESUNTAMENTE O SUPUESTAMENTE CLARO ,FELIZ AÑO A TODO MARMOLEJO ,MENOS A UNO , ya hay nombrado contador -partidor judicial hereditario de mi abuela ,LA AVIADORA SRA CATALINA NAVARRO PARRAS .Soy su nieto LUIS NICOLAS y ya los nuevos brotes olivareros familiares ,de mi hermano Jaime y primo Jose ,,nos estamos posicionando ,en NUESTRO emporio agricola y patrimonial y él TOTUM REVOLUTUM DE TODO PARA UNO ,se ha terminado definitivamente YA y queremos como coherederos directos ,condueños ,cotitulares ,TODO ÉL REPARTO YA ,DE LO LEGALMENTE NUESTRO POR LEY ,CON SU COLACIÓN CORRESPONIENTES ,A LAS ESTIRPES MÁS DESFAVORECIDAS ,DE LAS OCHO .

      Eliminar
  2. la pena es que la envidia que teneis no es sana, asi que a trabajar más y robar menos sociotontos

    ResponderEliminar
  3. alguien sabe lo del niño de 9 años que lan hechado el mal de ojo ,la cosa esta que arde en la familia.

    ResponderEliminar
  4. para cuando las fotos de los reyes en san julian. cuantos caramelos se repartio en aquel barrio.

    ResponderEliminar
  5. disen las malas lenguas que el dia diez va a ser envestido manolo como alcalde de marmolejo es verdad??que sucede en el ayuntamiento

    ResponderEliminar
  6. y al idiota ese que no hace mas que decir tonterias del REPOLLO, LE podiais cortar el rollo ya

    ResponderEliminar
  7. Felipe ¿no revisas los comentarios?, esto es una vergüenza.

    ResponderEliminar
  8. Lo de Manolo es verdad ,Bartolo y Lucho se an disjustado y an llegado a la conclusión de que Manolo es el mas capacitado para estar en el Trono de Honor por su carisma y sencilles y su diplomatura de carrera.

    ResponderEliminar
  9. Yo prefiero a rafa valdivia ya que ultimamente llena de ilusiones a todos los niños de marmolejo y por esas ilusiones que nos regalan merecen la pena que sea el alcalde de las ilusiones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ilusiones son eso, ilusiones, lo que cuenta es la realidad, y esa ya se vivió y todos la conocemos.

      Eliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.