lunes, 14 de enero de 2013

Primera nota de prensa del PP local tras la ruptura del pacto.

Antonio Herrera, portavoz del grupo popular.
En mayo de 2011 el PSOE de Marmolejo ganó las elecciones municipales, pero por primera vez en  24  años  no  obtenía mayoría absoluta.  

El reparto de  la representación política en  Marmolejo  quedó  de  la siguiente  forma:  

6  concejales  para el PSOE, 4 para PP y 3  para IU.  

Finalmente  el  PP  llegó  a un  acuerdo  con  IU para gobernar en el  que  se  apoyaría al  cabeza de lista comunista como alcalde durante los cuatro  años  de  legislatura.     

Esta     condición,   impuesta     como   imprescindible,   fue   aceptada porque el   PP   de   Marmolejo    siempre   ha     antepuesto   los   intereses   de     su   pueblo   a   los   propios   del   partido.   La     oportunidad  histórica    que  se  abría    ante  nosotros  de  arrojar  luz    a    la    oscura    y  despótica    gestión  socialista    no  se   podía     desaprovechar.   Aún     siendo   conscientes   de   que   el   PSOE   con   mayoría     simple   iba     a      tener   que   llegar  a       acuerdos   puntuales   y   que   la     soberbia     y   el   despotismo   no   tendrían   más    cabida    en  el   gobierno,  el  pueblo  de    Marmolejo  no  podía    esperar  más.

El   Urbanismo,   paralizado   por   La     Dehesilla,   el   agujero   de   más   de   7   millones   de   €   en   las   arcas  públicas,   por   poner   dos   ejemplos,   eran   cuestiones   que   no   aguantaban   más   maquillaje  socialista.

Alcalde   comunista a       cambio   de   importantes   delegaciones   para     el   PP   y   una     condición irrenunciable   por   nuestra     parte:   GOBIERNO   DE   7.   La     asamblea     de   IU   se   tenía     que   quedar   al margen.   En   palabras   del   propio   Bartolomé   Soriano,   “no   iba     a       ser   un   gobierno   de   17,   sino   de  

7”.   Bien   es   cierto   que   esta     cuestión   no   aparece   en   el   documento   firmado   del   pacto,   que   se  limita    al    reparto  de  concejalías  y  poco  más.  Pero  esta    condición  siempre  ha    estado  encima    de  la    mesa.  Tanto  es    así  que  desde  el  principio  ha    sido  motivo  de  discusión.  

En   el   Ayuntamiento   de   Marmolejo,   excepto   los   policías   y   un   administrativo   el   resto  trabajadores   habían   entrado   sin   oposición,   por   recomendación   o   enchufados.   Afines   o  miembros   de   la     ejecutiva     del   PSOE   de   Marmolejo.   Este   era     motivo   suficiente   según   IU   para    justificar  incluir  a    miembros  de  su    asamblea    dentro  del  Ayuntamiento.  

Nosotros,   sin   embargo,   siempre   hemos   mantenido   que   el   Ayuntamiento   y el pueblode    Marmolejo   no   necesitaban   más   comisarios   políticos,   sino   técnicos,   profesionales   que  compensaran    la    extrema    politización  de  la    gestión  municipal.

En   varias   ocasiones   frenamos   la     contratación   como   eventuales   de   miembros   de   la     asamblea    hasta    que    en  agosto  de  2012,  un  viernes  a    las  15:00  y  por  resolución  de  alcaldía    se  contrató  al  secretario   general   de   IU   en   Marmolejo.   El   grupo   del   PP   no   se   enteró   en   ningún   momento   de  esta    maniobra    hasta    el    martes    de  la    semana    siguiente,  después  incluso  que  los  representantes  sindicales  del  Ayuntamiento.  

Una vez    más  pensando  en  Marmolejo  y  en  la    delicada    situación  que  atraviesa    nuestro  pueblo,    aprobamos  los  presupuestos  en  los  que  se  incluía    a   este  señor  como  personal  eventual,  pero  dejando    claro  públicamente  en  el  Pleno  que  estábamos  en  contra    de  su  contratación.  

En   septiembre   de   2012   nos   llegó   un   documento   al   que   no   dimos   mucha     importancia     en   un principio.   Se   trataba     de   un   análisis   interno   de   la     asamblea     sobre   la     deriva     del   gobierno,   los    objetivos  de  la    Asamblea    de  IU  y  los  problemas  que  encontraban  para    conseguirlos,  al  parecer  redactado    entorno  al    mes    de  abril  de  ese  año.  

Cierto  es  que  el  documento  no  esta    firmado  pero  el  contenido  deja    meridianamente  claro   su origen      por  sus  expresiones  y  ataques a    Bartolomé  Soriano,  Alcalde  de  Marmolejo.  

En él,  entre  otros  objetivos,  se  marcan  uno  que  dice:  “controlar  el  gobierno  municipal”,  entre  los    problemas  “falta    de  control  sobre la gestión  municipal”  y  según  este  mismo  documento la    causa   es  la    actitud  de  Bartolomé  que:  

“No  integra    a la    asamblea    en  el  Ayuntamiento”.  

“No  cuenta    con  ella    para    la    toma    de  decisiones  de  gobierno”  

“Bloquea,   dilata     en   el   tiempo   el   paso   de   miembros   de   la     asamblea     a       trabajar   en   las concejalías”.  

“No  contempla    que  la    asamblea    este  por  encima de  él”.

Como   solución a todas estas cuestiones   planteadas   acaban   proponiendo   varias.   La     “A”,   entre  otros,    incluye  la    “toma  de  iniciativa    de  gobierno  por  la    asamblea,  ayudando  y  colaborando  con  las   concejalías   y     marcando   las   directrices”   y   “Alcaldía en función   de   la     Asamblea     y   no   al  contrario”.  
    

La cuestión   es   que   esta     solución     “A”   es   la     que   se   ha     ido   implantando   en   el   Ayuntamiento desde  la    entrada    de  su  Secretario  General  como  personal  eventual  y  con  él  otros  miembros  de la asamblea de   forma     permanente,   sin   relación   contractual   alguna     pero   con   llaves   de    dependencias   municipales   e   incluso   recabando   información   de   trabajadores   municipales   en  vez    de    preguntar  al  concejal  de  turno. Se   ha     ido,   poco   a poco,   tomando   decisiones   a       espaldas   del   equipo,   se   han   ido   perdiendo   las    reuniones de   coordinación   y   se   han   usurpado   delegaciones   sin   mediar   palabra alguna     con   el  concejal  responsable.    Y    todo  esto  ante  la    impasibilidad  del  sr.  Alcalde. Esta    forma    de  abordar  la    política    es    muy    respetable,    pero    es    la    forma    particular  de  entender el  gobierno  de    IU.        

Lo     que   estos     señores     no      han entendido     es que   tienen     la representatividad  que   le   dan sus tres concejales y que   están co-­gobernando  con   el   Partido   Popular que no comparte esa  forma  de entender la   gestión. Se  ha  comenzado  a trabajar  por  departamentos  estancos  en  el  Ayuntamiento  lo  que  sumado  a la inclusión  de  manera unilateral  de  la    Asamblea    de  IU  con  su “solución  A”, está perjudicando a Marmolejo. Es IMPOSIBLE llevar a acabo una  gestión   por departamentos estancos en un  pueblo  como Marmolejo. Por  este  motivo  el  día    29  de  diciembre  planteamos al señor Alcalde  tres  condiciones  para que el  grupo  político  del  Partido  Popular  continuara    en  el  gobierno. A saber:  

1º. Salida de cualquier   miembro de la asamblea del Ayuntamiento,  condición   primera que se  acordó  para    llegar  al  pacto  de  gobierno.  


2º. Compromiso  para    trabajar  de  forma    conjunta    desde  el  hecho  que  supone  la    interconexión  entre   las   distintas   delegaciones,   consensuando   y   coordinando   cada     acción   de   relevancia     que  pueda    afectar  al    equipo  de  gobierno,  manteniendo  las  reuniones  de  coordinación  semanales  o  las  que  sean  necesarias.  

3º.  La    delegación  de  firma    para nuestras  concejalías.  Se  le  dio  de  plazo  hasta    el  día    10  de  enero  para    responder  o  de  lo  contrario  renunciaríamos a nuestras  delegaciones  y  a    formar  parte  de  la    comisión  de  gobierno.  

Lejos   de   aceptar   estas   condiciones   para     seguir   gobernando   conjuntamente,   los   esfuerzos del  Alcalde   de   IU   han   ido   hacia     el   intento   de   separar,   reventar   al   grupo   del   PP   intentando 
“comprar” a  dos   de   los   concejales   ofreciéndole a uno   liberación   total   y   a otra parcial, e intentar  hacer  ver  ante  la asamblea    que  esto  solo  era    una    postura    del  portavoz    del  PP.  

En   política     no   vale   todo.   El   intento   de   comprar   a       los   dos   concejales   del   Partido   Popular   aprovechando   sus   circunstancias   personales   es   de   los   gestos   mas   ruines   y   bajos   que   puede llevar a cabo    un  político.  En  este  caso  lo  ha    hecho  el  Alcalde  comunista    de  Marmolejo.  
    
El  viernes  11  de  enero  los  cuatro  concejales  integrantes  del  grupo  político  del  Partido  Popular    en  el    Ayuntamiento  de  Marmolejo,  a    las  9:30  presentamos  en  el  registro  de  entrada    nuestros  documentos   de   renuncia     con   efectos   del   día     13   de   enero,   con   la     intención   de   tener   margen  para     recoger   nuestras   cosas   y   despedirnos   de   los   trabajadores,   proveedores   y   personas   con  las  que  hemos  tenido  una    estrecha    relación  de  trabajo  este  año  y  medio.  

El  señor  Alcalde  y  algún  miembro  de  la    asamblea    no  esperaron.  Ese  mismo  día    11,  el  primero,  convocó    una     reunión   con   los   trabajadores   del   Ayuntamiento   para explicarles   que   nos  habíamos   ido,   pero   que   el   Ayuntamiento   no se   paraba.   El   segundo, sin   tener   ningún   tipo   de  relación   con   la     administración   local,   comenzó   a dar   consignas   y   directrices   a       técnicos   de  distintas  áreas.  

También  el  primer  edil  se  apresuró  a    enviar  sendas  cartas  a    los  portavoces  de  los  grupos  para invitarles a poner sobre   la mesa el nombre   de   un   concejal   de   cada grupo para que formara    parte de la nueva comisión de    gobierno, cuado    aún    faltaban dos días para que  abandonáramos    nuestras  responsabilidades.  No  esperó  ni  a que  la renuncia se  materializara. Estos   hechos,   para     nosotros   denotan   que   su   objetivo   era expulsarnos   del   gobierno   y   que   la    Asamblea,  como  marcaba    en    sus  objetivos,  controlara el  gobierno  municipal.  
    
Estos   son   los   hechos   acontecidos   en   Marmolejo y los   motivos   por   los   cuales   el   PP   ha     roto   el pacto.

Fuente: PPMarmolejo

11 comentarios:

  1. Iu tiene dos huevos, pero dos huevos. se ha cargado al bipartito con tan solo un 20% de votos. Les deseo suerte y si los echan, va a ser un puntazo ver al pp y psoe unirse. Eso tiene que ser muy muy gracioso. A Lucho, dí adios a la política, ya que se la has jugado dos veces a tus votantes.

    ResponderEliminar
  2. Chapoo por el partido popular. no se puede comulgar con ruedas de molino. Una retirada a tiempo es una victoria, no es normal que el señor MAB (contratado como personal de confianza del señor alcalde, miembro de la asamblea de IU y maximo responsable del pregonao) tenga mas poder que los propios conjejales del PP, y su opinion quede siempre por encima de los propios concejales con areas de gobierno. El PP tiene su dignidad y nadie debe menoscabarla. IU de Marmolejo se parece cada vez mas a la corriente comunista que lidera sanchez gordillo, alcalde de marinaleda, alias el ladron de mercadona...

    ResponderEliminar
  3. tiene huevos que marmolejo este gobernado por MAB(hombre de confianza)el inventor de las asociaciones sepa dios lo que le deje eso y nos quejabamos del PSOE son todos iguales

    ResponderEliminar
  4. esperabais otra cosa yo no no sabeis el dicho prometer prometer asta meter despues de metido nada de lo prometido elecciones anticipadas ya por el bien de marmolejo

    ResponderEliminar
  5. MAB.....LA MANO QUE MECE LA CUNA DEL AYUNTAMIENTO DE MARMOLEJO....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y asta ahora muy bien mecida y sino vamos a dejarnos de hipocresia y vamos a mirar por el pueblo.q lo necesita

      Eliminar
  6. Panda de mataos!!!!!lunes, enero 14, 2013

    Traducido al castellano, que antes el señor Lucho mandaba mas que el alcalde, y como ahora ha venido MAB y le dijo al alcalde que se pusiera las pilas...y este no se entera,pues MAB entro para pararle los pies al señor Lucho, y claro la gaviota se ha hecho caquita, ya que en el único lugar que mandaba era en el ayuntamiento!!!!!. Sois todos unos políticos de pacotilla, tanto los de iu, pp, psoe, pa, iros todos a la vendimia. No se puede jugar con un pueblo y sus votos al antojo de uno, a lo hecho ...pecho!!!!, y las declaraciones en Marmolejo, que usted es de aquí, no de Jaén !!!!!

    ResponderEliminar
  7. lo que mal empieza , mal termina.........

    ResponderEliminar
  8. lucho tenias que haber dao las explicaciones aqui o esque la television municipal tine poca categoria para ti que desfachatez

    ResponderEliminar
  9. por eso y muchas cosas mas ya no volveis otra navidad

    ResponderEliminar
  10. MAB ha contestado en su facebook y el amigo Lucho se ha columpiado. MAB ES TECNICO Y ASESOR Y DE MARMOLEJO. EL SEÑOR LUCHO TENIA DE TECNICO Y ASESOR A UNO DE GRANADA. JAJAJA

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.