viernes, 29 de marzo de 2013

Viernes Santo. A las 20:00, desde la Iglesia de Jesús, Procesión de la Hermandad de la Hermandad de la Vera Cruz, Santo Sepulcro y Nuestra Señora de las Amarguras. Y a las 21:00, desde la Parroquia, la Cofradía de la Virgen de los Dolores

  • HDAD. DE LA VERA CRUZ, SANTO SEPULCRO Y NTRA. SRA. DE LAS AMARGURAS LA SANTA CRUZ DE SEPULCRO
 Desde la antigüedad, en la época del Imperio Romano, la Cruzera la peor muerte de todas, era símbolo de escándalo y era algo innombrable, algo que no se podía ver, ya nos lo narra San Pablo en su primera carta a los Corintios 1,22-24: “Mientras los judíos piden milagros y los griegos van en busca de sabiduría, nosotros, en cambio, predicamos a un Cristo crucificado, escándalo para los judíos y locura para los paganos, pero fuerza y sabiduría de Dios para los que han sido llamados, tanto judíos como griegos.” La Cruz está compuesta, como todos bien sabemos, por dos grandes maderos: el madero vertical que es el más largo, por él Cristo une el cielo y la tierra, por medio de su sacrificio, Cristo une a los hombres (librándolos del pecado) con Dios Padre, con la salva-ción eterna; y el madero horizontal, más corto en medida, es por el cual Cristo une a la humanidad entera por medio de su entrega. A partir del comienzo del Cristianismo, la Iglesia Cristiana ha utilizado la Cruz, el símbolo de la Cruz, como señal de salvación, como muestra de victoria. No se avergüenza de enseñarla y menos aún de proclamarla a los cuatro vientos, es más, los Cristianos hacemos en nosotros la señal de la Cruz muy a menudo, al comienzo y término de cada celebración cristiana, dicha señal nos recuerda y nos une a Cristo cada vez que nos santiguamos. La cruz por tanto debe ser alegría y salvación para nosotros, no podemos pasar por alto este gran símbolo cristiano. Ante cualquier cruz (y más aún, si en ella está la imagen de Nuestro Señor Jesucristo colgando de este santo madero) como digo: no podemos dejarlo pasar como si fuera otro signo más al que nos hemos acostumbrado a ver, es más, debemos pararnos, con templarlo, meditar y orar ante esa cruz, cada una es distinta, aunque todos tienen dos maderos cruzados y Cristo en ella colgado, todas son distintas. Cada una tendrá algo que te llamará la atención. Estos días santos en que celebramos el triunfo de Cristo ante la muer- te, ante el pecado, ante la cruz, son días muy propicios para hacer un alto en nuestra vida diaria y cotidiana y tener una pequeña conversación con Él. Jesús te espera en cada una de las múltiples imágenes de su crucifixión, en cada una de ellas te dirá algo nuevo, tú te verás reflejado en Él, la sombra de este crucificado es también la tuya, tú fuiste crucificado con Él y con Él entraste en la salvación eterna. Por todo ello debes dar infinitas gracias a Jesús, por Salvar tu vida del pecado siendo Él quien fue crucificado por ti. Feliz Semana Santa de Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Pedro Antonio Jurado Sánchez – Aguilera. Seminarista de la Diócesis de Jaén.

Recorrido: Jesús, Divino Maestro, Canalejas, Zapateros, Ramón y Cajal, San Antonio, Plaza del Amparo, Plaza de la Constitución (Estación de Penitencia en la Parroquia sobre las 10 de la noche), Palacio Valdés, Ortí Lara, Coso, Perales, Plaza del Amparo (encuentro con la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores sobre las 11 y 30 de la noche), Arroyo e Iglesia.

Pasos: El pimero presenta la imagen del Cristo de la Vera Cruz, está portada por 56 costaleros, en segundo lugar está la imagen de Jesús en el Santo Sepulcro, portada por 45 costaleros y la tercera imagen es la de Nuestra Señora de las Amarguras, portada por 72 costaleros.

El Traje de Estatutos se compone de túnica verde con cíngulo verde y amarillo, capa negra de raso y caperuz del mismo color que la túnica. Insignia en capa, túnica y caperuz.




  • COFRADÍA DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES
En la Pasión y Crucifixión hay dos personajes que pagaron con sus propias vidas el precio de nuestra redención. CRISTO, nuestro redentor y salvador que con su sangre nos abrió las puertas del Cielo y MARÍA, la MADRE DE LOS DOLORES, la corredentora que, por su amor inmenso a JESUS, padece la agonía de su hijo y, consumida de dolor, inmersa en el cáliz de la sangre redentora de su hijo, comparte plenamente el sacrificio de JESUS; todo por amor a nosotros. ¡OH MADRE DOLOROSA! Te encuentras con tu hijo camino del Calvario y con co-razón destrozado le dices: Adelante hijo, la salvación de los hombres necesita tu dolor. ¡OH MADRE DE LOS DOLORES! Tu hijo ha muerto y sientes el dolor, el vacío, la soledad….pero también sientes el descanso de saber que llegasteis hasta el final….vuestra obra redentora ahí está. Semana Santa G.R Cuando todo se vuelve oscuridad, tú estás ahí como estuviste en el Calvario a los pies de la cruz. No abandonaste a tu Hijo ni tampoco a ninguno de nosotros. Estabas allí esperando las palabras de Jesús: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” y aquí nos tienes, somos y nos sentimos hijos tuyos, porque también nosotros escuchamos la divina voz diciendo: “ahí tienes a tu madre”. “Vemos a María Dolorosa por las calles de nuestro pueblo gracias al acompasado andar de los costaleros cansados, y abatidos, pero con alegría porque el peso que soportan es el peso de la Madre. A ellos gracias porque son los pies de nuestra Virgen, porque ellos son los que hacen posible ese caminar en la noche del Viernes Santo.” Miembro de la Junta Directiva.
 
Itinerario: Plaza de la Constitución, Palacio Valdés, Útica, Plaza 28 de Febrero, Coso, Perales, Plaza del Amparo, Plaza de la Constitución, Hospital, Plaza Juan XIII, Ramón y Cajal, San Antonio, Plaza del Amparo (encuentro con la Hermandad de la Vera Cruz), Plaza de la Constitución y Parroquia.



STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.