domingo, 12 de mayo de 2013

La Morenita retorna a su Ermita (Andújar)

La imagen de la Virgen de la Cabeza ya está en la ermita ubicada en la calle Ollerías. Así fue tras el regreso de la sagrada talla desde la iglesia de San Miguel, una vez acabada la celebración de la novena en su honor. La procesión recorrió, durante más de tres horas, las principales calles de la ciudad.

La Morenita fue trasladada, ayer, desde la parroquia de San Miguel Arcángel, situada en la Plaza de España. Allí permaneció durante los últimos nueve días. Ahora está en su ermita, ubicada en la calle Ollerías. Con el regreso de la venerada talla concluyeron los actos y cultos de la solemne novena en honor de Nuestra Señora de la Cabeza, organizados por la real e ilustre cofradía matriz. Cada jornada se centró en un misterio sobre la vida de la Virgen. Los nueve días de reflexión, oración y encuentro para los fieles dieron paso, posteriormente, al desfile procesional de la patrona de Andújar y de la Diócesis de Jaén. Antes se celebró una misa de acción de gracias en la iglesia de San Miguel. La ceremonia fue presidida por el arcipreste de Andújar y párroco de San Miguel, Pedro Montesinos Moya.

El desfile procesional de la imagen de la Virgen de la Cabeza, muy venerada en la ciudad, comenzó pasadas las ocho de la tarde. Recorrió, durante más de tres horas, las principales calles de la ciudad iliturgitana, perfectamente engalanada para el recorrido de la Virgen. El mejor reflejo fue la belleza de balcones y ventanas, adornadas para la ocasión, de los lugares por los que transcurrió la procesión, con colgaduras y las banderas de Andalucía y de España. La imagen de la Virgen de la Cabeza fue portada, como novedad este año, por costaleros, tras la decisión adoptada, hace unos meses, por la junta directiva de la cofradía matriz, que preside Alfredo Fernández Villar. Además, la patrona fue acompañada con una gran multitud de fieles, que volvió a demostrar su fe, su cariño y su devoción hacia esta bendita talla. No faltaron los vítores y cánticos a La Morenita durante el trayecto, pues se pudieron escuchar a su paso por las calles. También desfiló junto con la imagen mariana un amplio cortejo compuesto por las autoridades civiles y eclesiásticas del municipio, varias cofradías filiales y las hermandades de Pasión y Gloria de Andújar.

Una vez finalizado el desfile procesional se procedió, en la puerta de la ermita, al tradicional cambio de cetros, que, en esta ocasión, sí se pudo celebrar. Los hermanos mayores salientes, José Carlos Millán Talero y Manoli Collado Contreras, cedieron, —visiblemente emocionados y muy satisfechos con la labor desarrollada durante este último año— el testigo a los entrantes, Araceli González Rubia y Emilio García, que, a partir de ahora y durante los próximos doce meses, desempeñarán este cargo tan representativo y anhelado.

Por último, cabe destacar que los numerosos devotos asistentes disfrutaron de una jornada radiante y calurosa bajo el manto protector de la Virgen de la Cabeza, La Morenita.

Fuente: DiarioJaén

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.