martes, 18 de febrero de 2014

La Junta de Andalucía se carga el orfanato San José de la Montaña de Marmolejo


Entre las múltiples funciones que realizan las religiosas del Convento San José de la Montaña de nuestra localidad, se encuentra la del Centro de Protección de Menores, coloquialmente conocido como orfanato (Casa Hogar). Debido a la falta de consignación presupuestaria en los presupuestos del gobierno andaluz, la Junta de Andalucía, presidida por Susana Díaz Pacheco, y bajo el respaldo de Diego Valderas Sosa -socio de gobierno-, ha decidido recortar en esta materia.

Uno puede argumentar este proceso por fuerza mayor, pero luego te encuentras titulares como el siguiente, y te dan ganas de maldecir a unos pocos.

281 organismos donde tienen colocados a sus compañeros de partido. Esto nos cuesta a todos los andaluces 3.000 millones de euros al año.


Por ello, para proteger a los más desfavorecidos y mantener los puestos de trabajo de estos centros sin ánimo de lucro, se ha realizado la siguiente petición en el prestigioso portal "CHANGE.ORG". Solamente es necesario firmar. 

Petición dirigida a: Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía 


La Junta de Andalucía ha decidido recortar el número de plazas en los Centros de Protección de Menores. Este recorte, sumado a anteriores recortes presupuestarios, va a suponer dejar el Sistema de Acogimiento Residencial en una situación muy delicada, obligando a las Entidades Sin Ánimo de Lucro, que gestionan estos centros, a despedir profesionales, reorganizar plantillas y reducir los recursos para la alimentación, vestido y otros recursos de las y los menores.

Las trabajadoras y trabajadores de los Centros de Protección protestamos enérgicamente ante esta decisión política que se realiza sin criterios técnicos o de humanidad. La atención a los menores que están bajo tutela administrativa es el último refugio para aquellos niños y niñas que no encuentran ampara en su entorno familiar o que este es perjudicial para su desarrollo. Recortar en estas situaciones es quebrantar las esperanzas y expectativas de menores en riesgo.

Por ello exigimos a la Consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Dª. Mª José Sánchez Rubio, de marcha atrás con los recortes y haga efectiva la Ley Andaluza 1/1998 de 20 de Abril de los Derechos y Atención del Menor que dice: "La Comunidad Autónoma de Andalucía contemplará entre sus prioridades presupuestarias las actuaciones encaminadas a hacer efectivo el goce de sus derechos por parte de los menores en Andalucía".

3 comentarios:

  1. Firmado. Esta Susana va de pregoná por la vida mientras va con su desbrozadora recortando en lo esencial para colocar a los suyos como hay colocado varios del pueblo. Ahora las monjitas sin su casa hogar que tiene mas historia que la casa del pueblo.

    ResponderEliminar
  2. Claro como algunos que llevan colocados en el ayuntamiento unos pocos años y todavia no saben su funcion los colocaron y a chupar

    ResponderEliminar
  3. Estos socialistas solo miran sus propios intereses y les importa un pepino los problemas de los demás. Además con los socios radicales de IU no hay mas que hablar.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.