jueves, 2 de abril de 2015

Jueves Santo | Esperanza, 20:00 en la Iglesia de Jesús

En 1945 es nombrado párroco de Nuestra Señora de la Paz Don Manuel Maroto Castro, iniciándose con este sacerdote la recuperación del perdido patrimonio artístico y religioso de Marmolejo, sustituyéndose las perdidas imágenes por otras de nueva factura. Conocedor de la existencia de una imagen destruida de Jesús pronto pensaría en restituirla. Sabemos que en 1949 fue traída por orden suya la actual imagen de Jesús Atado a la Columna en la ermita de Jesús pronto pensaría en restituirla. Sabemos que en 1949 fue traída por orden suya la actual imagen de Jesús atado a la Columna procedente de una parroquia de Jaén, hasta ahora se ignoraba cual, pero si tenemos en cuenta que la única imagen de un Cristo atado a la columna no existía en la capital por esas fechas era la de San Idelfonso de Jaén, que se encontraba retirada del culto en las dependencias parroquiales por no ser del agrado de sus cofrades y la vinculación que don Manuel Maroto llegó a tener con la referida parroquia y cofradía pues en 1956 fue nombrado párroco de la misma y “Jesús Preso” pues no es un cautivo, sino que representa la flagelación del Señor, sea la que en 1943 el escultor Miguel Jiménez Martos realizara para la Vera Cruz de Jaén. 

En 1954 se crea la cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza por el gremio de comerciantes de Marmolejo, en 1955 es encargada de la talla de la virgen al escultor sevillano Antonio Eslava Rubio, en 1956 la virgen llega a Marmolejo y por mandato expreso de don Manuel Maroto las imágenes de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna y Nuestra Señora de la Esperanza realizan su primera estación de penitencia en la noche del Jueves Santo, lo mismo que lo hacía la antigua imagen del amarrado antes de 1936. Dos años más tarde la hermandad pasaría a denominarse oficialmente Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza y Jesús Preso. 


En definitiva y atendiendo a lo descrito y a un análisis estilístco-comparativo con otras imágenes de Nuestro Padre Jesús Preso de Marmolejo puede ser atribuida a la gubia del afanado e ignorado escultor giennense don Miguel Jiménez Martos, atribución aún pendiente de confirmar con la aparición de algún documento que así lo acredite. 

Pero ¿Quién era don Miguel Jiménez Martos? Nace en Jaén el 26 de marzo de 1890, hijo de un acreditado marmolista de la capital, de ahí su vocación por la escultura, en un primer momento se forma en la Escuela de Artes de la Real Sociedad Económica, durante tres años consuecutivos, 1912-1914, consigue una pensión de la Diputación Provincial para ampliar estudios de escultura, gracias a ésta consigue marchar a Italia y trabajar en el entorno de la Academia Española de Bellas Artes, más tarde tendrá la oportunidad de seguir formándose al lado de Mariano Benlliure y Gil autor del Santísimo Cristo de los Desamparados del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza en Andújar. En esta primera etapa realiza obras de carácter civil, algunas de ellas expuestas en el Museo Provincial. En 1920 contrae matrimonio con Remedios Gimeno Payá con la que tendrá tres hijas. Las cargas familiares y el deseo de encontrar un campo más abierto a su actividad profesional le llevan a Valencia donde vivirá hasta pasada la guerra civil, iniciándose en esta época en la imaginería religiosa, colocándose la etiqueta de “escultor valenciano”. Tras la guerra civil vuelve a su tierra, abriendo taller en Torredonjimeno, donde realizará el Señor de la Humildad para esta localidad en 1946, anteriormente y entre 1942 y 1945 realizará para la capital giennense las imágenes del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, la Oración en el Huerto, Jesús Preso, Jesús Atado a la Columna, Nuestra Señora de los Dolores y dos imágenes de San Juan Evangelista para la Cofradía de la Vera Cruz y un Cristo yacente para la Cofradía de la Soledad y Entierro de Cristo. En 1944 realiza para la Hermandad del Resucitado de Linares las imágenes Señor Resucitado y Nuestra Señora de las Mercedes, remplazadas en 1957, reemplazadas en 1957, esta última aún en posesión de la hermandad en 1991, también en esos años recompone la Sentencia de Linares, tallando dos romanos que aún se utilizan en la actualidad. Se conoce además la realización de un “Cristo muestro en la cruz” para el pueblo valenciano de Fuente Encarroz. 

Realizó también numerosas restauraciones de imágenes maltrechas por la guerra, el decaimiento de los encargos conforme se van sustituyendo las imágenes perdidas y la necesidad de buscar mejores posibilidades para su familia hace que se translade a Madrid, donde el infortunio hará que fallezca el 24 de enero de 1951. Su producción artística, dispersa por Valencia, Jaén y Córdoba aún está sin catalogar, figurando muchas de sus esculturas con la etiqueta de “anónimas de escuela Valenciana”. 


JUEVES SANTO DÍA 2 DE ABRIL Solemne procesión de Nuestra Virgen de la Esperanza y Jesús Preso Itinerario: Jesús, Divino Maestro, Canalejas, Zapateros, Ramón y Cajal, San Antonio, Plaza del Amparo (Estación de Penitencia en la Parroquia) Palacio Valdés, Útica, Plaza 28 de Febrero, Coso, Perales, Plaza del Amparo, Francisco Calero (Arroyo) a Iglesia de Jesús. 

La Hermana Mayor es Manuela Padilla Gómez, C/ Gamonal nº 64 - MARMOLEJO

La entrega de las velas para los hermanos se hará en la casa de los pasos el Miércoles Santo de 17:00 a 19:00 h. situada en la calle Antonio Machado, 24.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.