viernes, 23 de octubre de 2015

Rafael Civantos a Diputación como Director del Área de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente

viernes, octubre 23, 2015 13
La Administración Local por excelencia de los socialistas jienenses, a falta de la capital del Santo Reino, es la Excelentísima Diputación de Jaén. Y aunque hace ya varios meses que se constituyó la corporación, todavía quedan varios flecos sueltos. Uno de ellos, hasta el pasado miércoles (21 de octubre), era el cargo de "Director del Área de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente", catalogado dentro del grupo A1, lo que se traduce como un gran cargo, con una gran responsabilidad y un sueldazo. En definitiva, al puesto no le faltan novias, pero ha sido, como es reglado, a propuesta del Diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno Cobo. Y para el cargo (redoble de tambores)... nuestro Concejal de Agricultura, Rafael Civantos.

Para consultar la resolución completa, podéis pinchad aquí o sobre la imagen. 
 

viernes, 9 de octubre de 2015

Linces cerca del casco urbano de Marmolejo

viernes, octubre 09, 2015 24
Desde hace varias semanas, algunos vecinos han avisado de la presencia del peculiar felino cerca del pueblo, por la zona del Balneario, llano del puente, y las distintas fuentes cercanas; Socialista, Perros, Carros, Conejito, Mollanico... y por sus caminos y alrededores, como el del Águila. No obstante, nadie había fotografiado al animal hasta esta semana. Estas fotografías pertenecen a D. Manuel Jurado, las ha querido compartir en el grupo de facebook "Yo también soy de Marmolejo".













STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.