Los auténticos antifranquistas en época de Franco | Todo era PCE

Federico Jiménez Losantos, Jesús Cacho, Amando de Miguel, Fernado Sánchez Dragó y Joaquín Leguina recuerdan cómo era ejercer la oposición al Régimen de Franco. 

En el 40 º de la muerte del dictador Francisco Franco es el momento de volver a los hechos y señalar al realismo mágico construido por la izquierda a partir del 20 de noviembre de 1975. Cuando el dictador había exhalado su último suspiro, nacieron los que Joaquín Leguina bautiza como los "antifranquistas sobrevenidos". Los testimonios recogidos por Libertad Digital nos llevarán a lo que se jugaban los que sí corrieron delante de los grises, al miedo a ser detenido a cualquier hora, a los años de la cárcel. Sin aspavientos. Todos los entrevistados coinciden en el recuerdo de que "eran cuatro gatos" frente a una mayoría acomodada.

3 comentarios:

  1. Me aburre el tema del franquismo como siempre se trata, es una etapa historica de nuestro pais que debemos de conocer como cualquier otra pero sin niguna clase de demagogia ni mentiras.

    Siempre que se habla del tema lo aprovecha la izquierda virtual para hacer propaganda a su favor, sin darse cuenta de la accion qde censura que ejercitan ellos en sus foros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de virtual te lo acepto, pero de izquierda nada de nada.

      Eliminar
  2. perdon el comentario anterior es mio, se ve que no a pillado todo el nombre

    ResponderEliminar

Los comentarios serán supervisados previamente para su publicación, esta situación tendrá sus consecuencias. Se seguirán publicando comentarios independientemente de las ideas políticas de ustedes, siempre y cuando, respeten a los demás.

Está totalmente prohibido publicar comentarios sobre personas anónimas. Todo comentario que contenga un insulto será catalogado como SPAM, lo que te afectará, directamente, a la hora de publicar futuros comentarios.

Un saludo, y sed correctos.


STOP POPULISMO

El populismo es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible. Aprovechándose de la miseria de las personas, dejando fuera, absolutamente, toda razón y lógica en la toma de decisiones. Juega con la necesitad para sencillamente imponer una dictadura.

El populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica. Porque lo que busca es esa multiplicación de la miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material, que en ese momento, el pueblo necesite.

"La libertad de prensa, lo mismo que todas las libertades, tendrá sus inconvenientes, tendrá sus peligros; pero con todos ellos es preferible a la tranquila placidez del despotismo, como decía tácito."  
José María Vigil